Gregorio Moya

Gregorio Moya

Nace en 15 de Diciembre de 1984, de familia humilde de Argamasilla de Alba.

Desde muy pequeño siente la afición por el flamenco; empieza cantando en casas de amigos familiares y en las peñas locales como la peña Fosforito en Argamasilla de Alba y la peña los de Montoya y Chacón de Tomelloso, haciendo sus primeras apariciones en los escenarios siendo apenas un niño.

Con 17 años aproximadamente conoce en la presentación del disco aroma flamenco a Alejandro torres y su hijo Alejandro torres «niño de la Era», con los que entabla una gran amistad casi familiar, y los cuales admira tanto profesional como personalmente por su calidad artística y humana; Además, se convierten en sus maestros y mentores. Al poco tiempo empiezan a contar con Gregorio para sus espectáculos, recorriendo toda Castilla la Mancha y gran parte de España.

En 2008 da un salto de calidad, tanto en cante como en conocimientos flamencos, con un primer premio en cantes básicos en el Concurso Nacional de flamenco en Calasparra. En 2009 consigue otro primer premio también en el mismo concurso de Calasparra, esta vez en la categoría de cantes de Málaga y Granada.

En 2016 consigue el cuarto premio en el Concurso Nacional Flamenco de Valdemoro, otro cuarto premio en el concurso nacional de San Sebastián y también el primer premio en el prestigioso concurso nacional flamenco en Lorca, el Sol de Oro, que le abre puertas por multitud de peñas flamencas en España.

En 2017 consigue el primer premio en el concurso nacional flamenco de Valdemoro (memorial Juan Habichuela). Ha compartido escenario con artistas consagrados y en distintos escenarios, junto al Cabrero, el Polaco, Miguel de Tena, Manuel Gerena, Manuel Castulo, entre otros, así como con artistas de la tierra manchega como Pilar Cano, Basilio Villalta, Roque Barato y José María Rodrigo, este último muy admirado por él y a su opinión uno de los mejores cantaores manchegos de todos los tiempos.

También  ha sido acompañado por grandes guitarras como Paco Cortés, Antonio Carrión, el Torero… Etc. En 2015, de la mano de Alejandro Torres «niño de la Era», actúan en el palacio presidencial de Guinea Ecuatorial.

En 2016,  junto con un grupo de jóvenes aficionados al flamenco, todos manchegos, rinden homenaje por varios teatros al maestro Enrique Morente, consiguiendo un espectáculo de gran calidad.

En 2017 realiza una gira por Holanda junto al Payo Humberto, amigo personal y guitarrista en varias ocasiones de Morente en los años 70, teniendo muy buenas críticas de la afición flamenca. Con el Payo Humberto le une una gran amistad y han hecho varios recitales en Madrid. También hay más proyectos con grandes guitarristas como José Brox o Alberto Barquero, «Tajá», para un futuro cercano.

Aunque bebe en la fuente de los flamencos antiguos,  su mayor fuente de inspiración es Enrique Morente, al que idolatra y venera desde niño y siempre lleva y llevará presente en su inspiración.

 

X
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies